LAS EMOCIONES. LA VIDA AFECTIVA





  1. Autoestima ( escala de Rosenberg)


Señale hasta qué punto está de acuerdo con las frases siguientes para describirse a sí mismo, teniendo en cuenta la siguiente escala: 1 (muy de acuerdo), 2 (de acuerdo), 3 (en desacuerdo), 4 (muy en desacuerdo)



Siento que soy una persona válida (al menos tanto como los demás) *

1

2

3

4


Creo que tengo buenas cualidades*

1

2

3

4


Tengo tendencia a pensar que fracaso en todo

1

2

3

4


Soy capaz de hacer las cosas tan bien como los demás*

1

2

3

4


No me siento orgulloso de lo que hago

1

2

3

4


Tengo actitudes positivas hacia mí mismo*

1

2

3

4


En conjunto, estoy satisfecho conmigo mismo*

1

2

3

4


Desearía tener más respeto por mí mismo

1

2

3

4


A veces me siento un inútil

1

2

3

4


A veces pienso que no soy gran cosa

1

2

3

4



Para obtener la puntuación total de la escala, antes de efectuar la suma se invierten las puntuaciones de los ítems señalados con * (1=4, 2=3, 3=2, 4=1)










  1. Historia afectiva.


A) Haz una lista con las tres relaciones afectivas que consideres que más peso han dejado, o aún tienen, en tu vida.


B) Responde a las siguientes preguntas:


  • ¿Qué puntos en común hay en todas ellas?

  • ¿Qué cualidades en común y qué diferencias hay entre las personas implicadas en ellas?

  • ¿Qué me me satisface (o satisfizo) de la relación?

  • ¿Qué es lo que no me satisface (o satisfizo) en la relación?

  • ¿Qué quiero (o quería) cambiar en la relación?

  • ¿Qué no quiero (o quería) cambiar en la relación?

  • Si se han producido cambios en ella ¿cuáles son (o fueron) los beneficios?

  • ¿Qué dificultades tengo (o tuve) para cambiar?

  • Si algunas de estas relaciones ha terminado ¿por qué fue?


Interpretación: el análisis de las respuestas se mostrará cuáles son tus tendencias afectiva, qué constantes refuerzan o afectan negativamente a tus relaciones, y sobre qué te basas a la hora de construirlas.


(Cfr. Auriol, P/Vervisch, M. O. Cambiar de vida, Círculo de Lectores, S. A., Barcelona, 2012)





  1. Enganches afectivos.


3.1. Definición.


La profesora María de la Villa Moral Jiménez define la dependencia afectiva del siguiente modo: Técnicamente las dependencias sentimentales se definen como trastornos relacionales caracterizados por la manifestación de comportamientos adictivos en la relación interpersonal basados en una asimetría de rol y en una actitud dependiente en relación al sujeto del que se depende. Ha de distinguirse entre las calificadas como dependencias relacionales genuinas, esto es con identidad propia y las mediatizadas que se consideran como secundarias a trastornos adictivos. Siendo así, toda dependencia emocional supone un comportamiento desadaptativo contingente a una interrelación afectivodependiente.


A grandes rasgos estos trastornos tienen tres componentes generales: Componentes adictofílicos (que asemejan al dependiente con un adicto convencional) e incluyen aspectos como la dependencia afectiva con subordinación sentimental, vacío emocional, craving o anhelo intenso de la pareja o síntomas de abstinencia en su ausencia; vinculares (patología de la relación)que incluyen, por ejemplo, apego invalidante con menoscabo de la propia autonomía o el estilo relacional; y cognitivoafectivos (psicopatología asociada), que incorporan mecanismos de negación y autoengaño o sentimientos negativos”. http://www.infocop.es/view_article.asp?id=532.



En el fondo se trata de un trastorno por el que trasferimos a una persona carencias y expectativas que rebasan el marco de una relación sana.

3.2.Ejercicio.

Marca en cada frase la respuesta con la que más te identifiques.


Completamente de acuerdo

Suele ocurrir

No es de todo cierto

En absoluto


Me siento atraído por personas con las que la relación es insatisfactoria.






Me afecta que las personas del entorno no me proporcionen todo el cariño que espero.






Tengo tendencia a tener una opinión muy elevada de las personas que quiero






Cuando tengo pareja me da la impresión de que, sien ella, la vida carece de interés.






La relación de pareja me ha llevado a comportarme de forma distinta con con mis amigos y familiares.






La relación de pareja me ha llevado a aceptar perdonar cosas que antes me parecían inadmisibles.






Me da miedo miedo la soledad, y esto a veces me ha llevado a buscar la compañía de personas con la que no me unía ningún vínculo.






Creo que tener pareja es una seguridad contra el riesgo de verse triste y solo en el futuro.






Pienso que algunas personas son afortunadas en el amor y otras no.






Soy fiel a mis amigos de infancia aunque ya no comparto intereses con ellos.






Tengo la impresión de que los demás (mi familia, mis amigos, mi pareja) me utilizan con el pretexto de que valoran mis cualidades.








Completamente de acuerdo: 4

Suele ocurrir: 3

No es del todo cierto: 2

En absoluto: 1



Análisis de las respuestas:


Suma todas las cifras que hayas marcado.


De 30 a 44. Eres dependiente de los demás, de su punto de vista, de su aprobación. Por lo tanto, el primer cambio que has de realizar es en ti mismo. Has de aprender a valorarte sin necesidad de que los demás te lo digan. Has de ser consciente de tus cualidades y de tus éxitos, y animarte a hacer aquello que a ti te agrada. Escucha lo que tu cuerpo tiene que decirte: si físicamente te sientes bien, es porque tus decisiones actuales son las correctas.


De 20 a 29. A veces cuestionas tus decisiones para no llevar la contraria a tus seres queridos o para que no te critiquen. Ten cuidado: aprende a distinguir entre los consejos desinteresados y los que no lo son. Nadie sabe mejor que tú lo que te conviene y lo que te apetece. Presta atención a tus propios deseos para definir los cambios que necesitas.


De 11 a 20. Saber guardar un equilibrio entre tus deseos profundos y la influencia de las personas a las que quieres. Ni siquiera en los momentos de cambios dejas de estar centrado en ti mismo, lo cual no significa que hagas oídos sordos a los consejos de los demás, y tomes decisiones que se amolden a tus propias necesidades y deseos.


Auriol/Vervisch. Op. Cit., págs. 33-34. En esta obra podéis encontrar más test sobre el tema.

Javier Guajardo-Fajardo Colunga.

Doctor en Filosofía

  I.E.S. Profesor Tierno Galván

Alcalá de Guadaíra (Sevilla)